Invertir en una industria inteligente, innovadora y sostenible Estrategia renovada de política industrial de la UE

DESCARGAR (PDF)

Motor esencial de la productividad y la innovación, la industria ha sido siempre una de las piedras angulares de la prosperidad económica en Europa. Aunque contemos con una base industrial fuerte, los Estados miembros, las instituciones de la UE y, lo más importante, la propia industria han de hacer todo lo posible para mantener y reforzar el liderazgo industrial de Europa en la era de la globalización, marcada por los retos que plantea la sostenibilidad y la rapidez con que se producen los cambios tecnológicos.

Comunicación de la Comisión “Una industria europea más fuerte para el crecimiento y la recuperación económica”

DESCARGAR (PDF)

Mediante esta Comunicación la Comisión Europea actualiza a octubre de 2012 su posición en materia de Política Industrial, planteando un conjunto de orientaciones y actuaciones que llevará a cabo para facilitar la inversión en nuevas tecnologías e innovación, mejorar el acceso a los mercados, reforzar la financiación de las empresas y potenciar el capital humano.

Comunicación de la Comisión “Por un renacimiento industrial europeo”

DESCARGAR (PDF)

En esta Comunicación la Comisión destaca la importancia de la aplicación plena y efectiva de la Política Industrial en la UE, persiguiéndose con ella facilitarla, para lo cual expone sus prioridades clave, aporta una visión de conjunto de las acciones ya emprendidas y plantea otras para acelerar la consecución de esas prioridades.

Comunicación de la Comisión “Una política industrial integrada para la era de la globalización: poner la competitividad y la sostenibilidad en el punto de mira”

DESCARGAR (PDF)

La Comisión Europea plantea en esta Comunicación la necesidad de que Europa cuente con una potente industria y propone un nuevo enfoque de la Política Industrial, que impulse a la economía de la UE por una vía dinámica de crecimiento en la que se potencie la competitividad, se logre crecimiento y empleo y se haga posible la transición a una economía con un nivel reducido de emisiones de CO2 y una mayor eficiencia en el uso de los recursos.