Presentado en Córdoba el Pacto Andaluz por la Industría

Córdoba,  2 de marzo de 2017

El Pacto por la Industria pretende revitalizar el sector en la provincia y generar empleo y desarrollo socioeconómico

 La delegada del Gobierno lo presenta a los agentes económicos y sociales

La delegada del Gobierno, Rafi Crespín, acompañada por el delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Carmona, ha presentado el Pacto por la Industria al presidente de CECO; Luis Carreto, al secretario provincial de UGT, Vicente Palomares y al de Comisiones Obreras, Rafael Rodríguez.

El pasado 30 de enero la presidenta de la Junta, Susana Díaz suscribió este  pacto con el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, y los secretarios generales de UGT-A y CCOO-A, Carmen Castilla y Francisco Carbonero respectivamente.

Como ha informado la delegada del Gobierno, el pacto tiene entre sus objetivos la movilización de 8.000 millones de euros para toda Andalucía y la recuperación de los niveles de empleo en este sector, previos a la crisis que en el caso de Córdoba ascendían a 37.911. En estos momentos hay 22.000 ocupados en el sector industrial y 4.932 empresas industriales en la provincia.

Este acuerdo, enmarcado en la Estrategia Industrial de Andalucía 2020, pretende propiciar un sector fuerte, competitivo y sostenible, con empresas que sean capaces de crear empleo de calidad y de solvencia internacional.

Como ha indicado Crespín, “el sector industrial ha demostrado los beneficios que reporta para la generación de riqueza, empleo y bienestar en la sociedad en su conjunto. De hecho, las naciones y territorios con mayor peso industrial en su PIB han afrontado la crisis con más fortaleza, ya que la industria ha resistido mejor que otros sectores, tanto en términos de mantenimiento del empleo, como de facturación. En este sentido, el empleo en la industria suele ser de mayor calidad que en el resto de sectores”.

El Pacto ha sido creado en el seno de la Mesa de la Industria, donde Administración, profesionales y agentes sociales han trabajado bajo las premisas de diálogo y el acuerdo, por lo que está abierto a la adhesión de cuantos actores quieran sumarse a esta apuesta por la industria.

Para la delegada, “para consolidar el crecimiento industrial hay que dar un salto cualitativo y cuantitativo que pasa por la participación de  empresas, entidades y agentes sociales, en la toma de decisiones. Es el momento de actuar con decisión; y para ello necesitamos el esfuerzo y la colaboración de todas las partes”.

Crespín ha destacado “el camino emprendido por miles de empresas industriales y sus auxiliares en subsectores  como la agroindustria,  biotecnológica,  industria auxiliar de la construcción, el turismo, el sector TIC o las industrias culturales”.

Crespín ha resaltado que “la participación de empresas, entidades y agentes sociales en la toma de decisiones; el fomento del emprendimiento y el desarrollo de un adecuado marco normativo que facilite el desarrollo de la actividad industrial y de nuevos proyectos, son elementos clave para consolidar nuestro proceso de crecimiento industrial, dar un salto cualitativo y cuantitativo en este aspecto básico del desarrollo económico”.

Por último la delegada ha celebrado el compromiso de todas las partes implicadas en el Pacto para “conseguir  un futuro más próspero, sostenible y competitivo”.

Por su parte el delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Carmona,  ha destacado que “la industria es clave para dar un giro de 180 grados en la estructura económica de Córdoba por varias razones: tiene una alta capacidad tractora; absorbe buena parte del esfuerzo innovador; tiene potencial exportador; y por su capacidad de resistencia , demostrando que el tejido industrial ha sido capaz de subsistir mucho mejor que el resto de los sectores”.

Asimismo Carmona ha explicado que las administraciones deben estar al lado de quienes actúan como locomotora de la industria alo que implica intervenir en las líneas de financiación, gestión administrativa o formación de los profesionales, entre otros aspectos. “Para empezar, una batería de instrumentos financieros y servicios avanzados e infraestructuras para la innovación y el emprendimiento están siendo puestos en marcha desde distintos ámbitos del Gobierno andaluz. Además, planteamos avanzar en la fiscalidad y la regulación normativa”.

El secretario provincial de UGT ha señalado que “tenemos que dar la bienvenida al Pacto por la Industria a Córdoba, y decir que este pacto es fruto del diálogo social. Quiero decir con esto que el diálogo social que se está dando en Andalucía y en Córdoba es algo que últimamente estáis viendo mucho pero que no es una moda, es algo necesario, un deber hacia la ciudadanía que espera que trabajemos para tener resultados y al final poder darle una salida importante a esta situación de crisis”.

“Lo digo para hacer una llamada a otros, ya que deben entender que el diálogo es necesario y desde luego es fundamental si queremos salir de aquí entre todos y con todos. Es un primer paso en la agenda de la industrialización, ya que desde UGT siempre hemos mantenido que Córdoba necesita una industrialización para que se creen empleos de calidad y con derechos. Esta senda de la industrialización no se consigue de un día para otro, pero sí que es verdad que siempre hemos dicho que se deben poner políticas sobre la mesa que al final consigan ese objetivo. Creo que este pacto es una de ellas, ya que es una propuesta realista, estamos hablando de mucha cantidad de dinero, un dinero que va a ir a incentivar a la industria y no a subvencionarla”, señala Palomares.

Por su parte el secretario provincial de CCOO, Rafael Rodríguez, ha hecho  hincapié en que el Pacto por la Industria “es una herramienta muy importante porque Córdoba es un desierto industrial y necesita de la industria”. En este sentido, añadió que la prioridad para CCOO es “mejorar el empleo y las condiciones de trabajo y de vida de las trabajadoras y trabajadores y empleo industrial es un empleo de alta cualificación en general y también de alta calidad y estabilidad”. Además, cada empleo industrial puede inducir entre 2,3 y 2,4 empleos auxiliares y “para una provincia con unos niveles de paro muy elevados esto supone un importante reto”.

Rodríguez, que ha recordado que se trata de “incentivar y no de subvencionar a las empresas y, por tanto, La patronal. las empresas tienen que arrimar el hombro”, ya que  hay que  “apostar por la industria y por la productividad apostando por la inversión, el desarrollo y la innovación y no apostar por la precarización de las condiciones laborales y de trabajo como se ha venido produciendo en estos años”, es decir, “la productividad hay que incrementarla pero con inversión, con desarrollo y con innovación y no en base a reducir salarios o a precarizar las condiciones laborales”. Precisamente en referencia a la calidad del empleo Rodríguez remarcó que “sin calidad en el empleo no será posible que Córdoba converja ni con Andalucía, ni con España y por supuesto mucho menos con Europa”.

Junto a todo lo anterior, el responsable sindical destacó que el Pacto contempla favorecer la incorporación de la mujer al sector industrial y la formación y la cualificación si bien también reclamó más cualificación del empresariado.

Por su parte el presidente de CECO, Antonio Díaz ha destacado el esfuerzo del sector industrial en estos años de crisis, y la importancia de este pacto en aspectos como la internacionalización, la innovación y la gestión del talento. Además, ha significado la necesidad de que las empresas ganen tamaño para mejorar la competitividad de nuestro sector productivo.