La movilidad eléctrica con renovables, sector de oportunidad para la industria andaluza

Expertos del sector debaten en Granada sobre este ámbito, en el marco de un grupo de trabajo de la Estrategia Industrial de Andalucía

 Granada acogió ayer la reunión de lanzamiento de un grupo de trabajo sobre movilidad eléctrica con energías renovables, una de las oportunidades identificadas en el ámbito de la Estrategia Industrial de Andalucía 2020. La inauguración contó con la participación del Delegado Territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Juan José Martín, la Delegada de la Junta de Andalucía en Bruselas, Francisca Pleguezuelo, el Subdirector General de la Agencia IDEA, Manuel Cano Ruiz-Granados y el Director General de la Agencia Andaluza de la Energía, Aquilino Alonso Miranda.

La Estrategia Industrial de Andalucía 2020, EIA2020, tiene como objetivo convertir a la industria en el motor del nuevo modelo productivo de Andalucía, con el que generar empleo estable y de calidad, y hacer de Andalucía una región atractiva para la actividad e inversión industrial, a través de la mejora de la competitividad de sus empresas, de su capacidad innovadora, su presencia internacional y la cualificación de los recursos humanos.

La Dirección General de Industria, Energía y Minas puso de manifiesto el impulso del Gobierno andaluz a las oportunidades detectadas en el proceso de elaboración de la Estrategia Industrial de Andalucía 2020 (EIA 2020), cuyo objetivo principal es incrementar la participación del PIB industrial en nuestra Comunidad Autónoma.

La citada Estrategia cuenta con ocho ejes de actuación y 52 medidas horizontales que afectan a todo el ámbito industrial, además de medidas verticales destinadas a necesidades y entornos industriales concretos; es en estos entornos sobre los que se está trabajando en grupos de trabajo temáticos (salud, ambiental, bienestar, alimentación, energía,  transporte, industria 4.0. y logística). El grupo de trabajo de energía se constituye en esta primera sesión, que aborda las oportunidades relacionadas con la movilidad eléctrica de origen renovable.

La Delegada de la Junta de Andalucía en Bruselas, Francisca Pleguezuelo,  expuso las directrices de la política industrial en la Unión Europea que tal y como estableció el Presidente Junker el pasado mes de septiembre se orientan a empoderar a la industria para crear puestos de trabajo y potenciar la competitividad, promover la inversión y la innovación en tecnologías limpias y digitales, y defender a las regiones y a los trabajadores europeos más afectados por las transformaciones industriales. Así, se constata como ambas políticas se encuentran alineadas, si bien la andaluza se encuentra un paso por delante.

El Subdirector General de la Agencia IDEA puso de manifiesto la importancia de la Gobernanza de la EIA2020, y su carácter innovador basada en los principios del descubrimiento emprendedor y de la codecisión, y el papel relevante de los grupos de trabajo que, con una composición publico priva tienen como función debatir las propuestas que se generan en el marco de gobernanza de la EIA2020.

En su intervención, el Director de la Agencia Andaluza de la Energía, Aquilino Alonso, ha destacado que “para garantizar una movilidad limpia, accesible y asequible para todos, para mejorar la calidad del aire de las ciudades andaluzas, es necesaria la electrificación progresiva del parque de vehículos. Es imprescindible el desarrollo del vehículo eléctrico que posibilita su recarga con generación renovable y hará que el sistema energético andaluz sea más eficiente aplanando la curva de demanda de electricidad”.

En este sentido, Andalucía cuenta con un tejido empresarial potente y referente a nivel nacional en el ámbito de la infraestructura de recarga, donde existe un elevado potencial de innovación y generación de oportunidades desde la perspectiva de desarrollar dicha infraestructura alimentada por energía eléctrica de origen renovables.

Hoja de ruta para impulsar la movilidad eléctrica en Andalucía

Como parte de la apuesta del Gobierno Andaluz por el vehículo eléctrico, hace unos meses se presentó la Hoja de ruta de la movilidad eléctrica en Andalucía, que aglutina todos los proyectos y herramientas de impulso a este ámbito que se gestionan desde la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, y que pretende el desarrollo de las infraestructuras de recarga aprovechando el enorme potencial de Andalucía en cuanto a recursos energéticos renovables.

Entre las herramientas de fomento del vehículo eléctrico destaca la línea de incentivos Redes Inteligentes, gestionada por la Agencia Andaluza de la Energía, cuyo plazo para la solicitud de ayudas se abrió el pasado 25 de septiembre y que destina más de 20 millones de euros de los 27 con los que cuenta, a la instalación de puntos de recarga por parte de ciudadanos, empresas y entidades locales, así como para la renovación de flotas o vehículos para servicios públicos.

Los incentivos para la instalación de puntos de recarga van desde un 35% hasta un 80% de la inversión si se trata de pequeños ayuntamientos; y de hasta el 40% de la inversión para la sustitución de vehículos para servicio público o para transporte colectivo público.

En esta sesión del grupo de trabajo sobre movilidad eléctrica con energías renovables que lidera la Agencia Andaluza de la Energía se presentaron hasta 15 propuestas de actuación con impacto en el desarrollo industrial andaluz. En el grupo de trabajo estuvieron representados los sectores de la automoción, la instalación eléctrica, la generación de energías renovables, las tecnologías de la información y la comunicación; y el sector  energético. Los asistentes debatieron las diferentes propuestas con el fin de valorarlas y priorizarlas en función de su impacto en  el desarrollo industrial de Andalucía.

Entre las propuestas que se han discutido se encuentran desde la promoción de las empresas andaluzas relacionadas con la movilidad eléctrica en plataformas tecnológicas nacionales e internacionales y en foros de interrelación entre empresas de diferentes tamaños y subsectores, para generar sinergias que hagan incrementar su competitividad y su valor; la creación de polos de innovación tecnológica que permitan el encuentro para la discusión de soluciones innovadoras en torno a la movilidad eléctrica asociada al aprovechamiento de las energías renovables, el almacenamiento energético y la generación distribuida, la fabricación de baterías para vehículos eléctricos ligeros, el diseño de un programa de ayudas a la innovación para empresas que investiguen en el campo de la movilidad eléctrica así como la investigación en sistemas de almacenamiento.

También se incluyen diversas medidas en el ámbito formativo y de inserción laboral, como diseñar un programa específico dirigido a escuelas de formación profesional, el reciclaje y adaptación de trabajadores del sector o la reconversión industrial del sector del automóvil.                                                                          

El grupo de trabajo contó con las aportaciones de más de una docena de entidades y agentes vinculados al sector, como la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE), el Clúster Andaluz de Energías Renovables y Eficiencia Energética (CLANER), la Asociación Empresarial de Pilas, Baterías y Almacenamiento Energético (AEPIBAL), la Federación de Asociaciones de Instaladores de Andalucía (FADIA), Unión Española Fotovoltaica (UNEF), los sindicatos UGT y Comisiones Obreras y las empresas Iberdrola, Fenie Energía, Torrot, Ayesa, y Nissan Iberia.

Los miembros del grupo tras un enriquecedor debate procedieron a matizar y concretar la propuestas presentadas, valoraron positivamente el conjunto de actuaciones propuestas planteando la conveniencia de impulsarlas, e identificaron como medidas prioritarias a incorporar al proceso de gobernanza de la EIA2020 las siguientes:

  1. Sistema SALSA (Sistema de Automovilidad Limpia con Soporte de Almacenamiento)
  2. Promover una mayor colaboración entre los actores, la participación público-privada para la creación de corredores y la contratación pública con criterios de movilidad baja en carbono y vehículos eléctricos
  3. Diseñar un programa de ayudas a la innovación para apoyar a las empresas que investiguen en el campo de la movilidad eléctrica, conectada, autónoma. Promoción de la investigación en sistemas de almacenamiento