Airbus refuerza con un hangar la línea de montaje final del A400M en Sevilla.

El grupo alquila una zona de trabajo de 6.000 m2, junto al centro de ensayos en vuelo, para labores de mantenimiento y modernización.

Lejos de recortar su actividad en Sevilla tras el fatídico accidente del A400M ocurrido el pasado mes de mayo, Airbus está redoblando su apuesta por el programa y por la ciudad. El grupo aeroespacial ha decidido incremenatar el peso del proyecto en la planta de San Pablo, donde se lleva a cabo el ensamblaje final del avión militar, con el alquiler de un nuevo hangar para la realización de labores de mantenimiento y modernización de las aeronaves. Asimismo, avanza con paso firme en el traslado de la dirección del programa desde Toulouse (Francia) a Sevilla, algo que se está haciendo de forma escalonada a lo largo del verano y que supondrá la llegada de un centenar de ingenieros a la capital hispalense.

Airbus Defence and Space (DS), filial del grupo Airbus de la que depende el programa del A400M, ha alquilado un nuevo hangar con el que amplía de forma significativa la línea de montaje final (FAL) del avión de transporte militar. El hangar es propiedad de la empresa Greenmark -con convenio de colaboración con el Ejército del Aire-, está situado en la Real Maestranza de Aviación de Sevilla y pasa a prestar servicio a la planta de San Pablo, tras un acuerdo de arrendamiento válido hasta 2022. Fuentes del constructor aeroespacial concretaron que se encuentra justo al lado del Centro de Ensayos en Vuelo y apenas a un kilómetro de la torre de control del aeropuerto de Sevilla.

La nueva zona de trabajo consiste en un hangar de 6.000 metros cuadrados de superficie, a los que se suman 11.000 metros cuadrados de plataforma -espacio exterior que rodea al hangar-, que han sido cedidos por el Ejército del Aire y que se usarán para realizar las pruebas necesarias a los aviones. El hangar tiene capacidad para una posición de avión, es decir, que sólo cabe un aparato. En su interior se llevarán a cabo tareas de mantenimiento y modernización de las aeronaves. Estos nuevos 17.000 metros cuadrados se añaden a los 600.000 que tiene toda la planta de San Pablo, entre hangares, espacios abiertos, aparcamientos…

Airbus ya cuenta en la zona de San Pablo Norte con un centro de prestación de servicios postventa, MRO por sus siglas en inglés (mantenimiento, reparaciones y revisiones), pero dedicado a los modelos de la familia Light and Medium, como el CN235 o el C295. El hangar recién alquilado en San Pablo Sur dará servicio exclusivamente a los A400M.

En paralelo a este refuerzo del programa militar, Airbus sigue adelante con el traslado desde Toulouse a Sevilla la Oficina del Programa del A400M. Esto significa que la cabeza del programa estará en la capital hispalense, cerca del montaje final de los aviones, y supondrá la llegada de 100 ingenieros, que están recalando en la ciudad de forma escalonada desde antes del verano. La compañía prevé culminar el proceso en cuestión de un mes.

Airbus ha confirmado el retraso de enero a mayo de 2016 en la entrega a España del primer A400M de los que se comprometió a adquirir por cuestiones de producción y por la demora adicional que se produjo tras el accidente de Sevilla, en el que murieron cuatro trabajadores.