La especial importancia que la Industria tiene para el Gobierno Andaluz y para Andalucía, como elemento vertebrador del nuevo modelo de desarrollo de la economía andaluza, ha determinado la puesta en marcha de un proceso de planificación estratégica que debe concluir en la Estrategia Industrial de Andalucía 2020.

La finalidad de esta Estrategia es orientar la Política Industrial de Andalucía hacia la mejora del entorno empresarial y el apoyo al desarrollo de una base industrial fuerte y sostenible, con empresas capaces de competir mundialmente. De esta forma, persigue mejorar las condiciones generales y de acceso a la financiación de las empresas, reforzar la cadena de innovación e impulsar los niveles de inversión.

La Estrategia Industrial de Andalucía está incardinada en los diferentes elementos de planificación Estratégica que están desarrollándose en la región, en especial con la Agenda Andaluza por el Empleo y la Estrategia de Innovación de Andalucía 2020, y alineando sus esfuerzos al compromiso de la Comisión Europea de lograr un renacimiento industrial en Europa.

La elaboración de la Estrategia Industrial de Andalucía ha contado en su realización con la participación de todos los agentes que configuran el ecosistema industrial de Andalucía. Cuenta con el refrendo de los Agentes Económicos y Sociales más representativos en el ámbito de la Comunidad, que apuestan decididamente por redoblar los esfuerzos para relanzar el sector industrial andaluz, facilitando el desarrollo de la actividad industrial en Andalucía, reforzando la lucha contra la deslocalización y la destrucción de empleo y potenciando la atracción de inversiones.